PIRAGÜISMO

Meandro de Flix

Meandro del río Ebro en Flix 

En kayak por el abrazo del Ebro

Dicen que desde que el Ebro nace en Santander hasta el mar, hay una localidad que el propio río eligió para sosegarse y contemplarla pausadamente. El espectacular meandro de Flix de 5 km “abraza” el pueblo y constituye una ruta ideal para los que se inician en el piragüismo en este bello paraje natural.

El Meandro de Flix es un de los más espectaculares del Ebro, el río describe tan pronunciada curva que los “flixancos” hablamos del río de abajo y del río de arriba. Es en la parte más alta, donde podremos observar (y visitar después) el conocido castillo de Flix (origen en las guerras carlinas y completamente restaurado). También visibles desde nuestra piragua o kayak, los restos del sistema defensivo de la población en el siglo XVII.

La construcción del embalse (1948) hizo que el meandro tuviera un bajo caudal habitualmente, ya que el agua se desvía principalmente a una central hidroeléctrica. Para los que pasearemos en kayak, será genial porque nos deja un tramo de casi 5 km. de agua tranquila ideal para nuestra ruta. De hecho, es probable que nos crucemos con otras canoas o con los remeros/as del Club Nàutic Flix, de tradición en el remo con llaüt (embarcación tradicional), que usa esta zona privilegiada del Ebro como zona de entrenamiento.

El meandro es parte de la Reserva Natural de Fauna Salvaje de Sebes y el Meandro de Flix y zona PEIN, la zona de Sebes está situada aguas arriba del embalse y tiene un museo sobre la navegación de lo que fue el “Camí de Sirga”, varias torres de vigía y pasarelas para la observación de aves que recorren el humedal, un poblado ibérico en excavación y dos proyectos emblemáticos de reintroducción de la cigüeña blanca y de pasto con caballos de la Camarga.

A orillas del río, como generador de vida, la actividad humana viene de tiempos inmemoriales y a lo largo del meandro, hay muchos puntos históricos interesantes aparte de los naturales, que nos permitirán pasar un día de naturaleza, baño, deporte, cultura y la sorpresa del descubrimiento de  esta zona tan particular del Ebro.

Justo en mitad del Meandro, vale la pena una visita a un complejo rural con hotel de 4 estrellas, albergue e incluso casas rurales con acceso directo al río: Vilar Riu de Baix.
  • Duración aprox. :
  • Esta ruta se suele ofrecer libre: sin monitor acompañando en el agua pero con un completo briefing previo. La duración es libre: De toda una mañana (o una tarde) máximo.
  • Lo mejor desde nuestro kayak:

  • Paso de barca: De los dos antiguos pasos de barca que había en la población queda uno en funcionamiento. Está al final del recorrido. Podemos incluso pasar con nuestro turismo. Es gratuito. Único que se conserva junto con el de Miravet en todo el Ebro.
  • Final de la Batalla del Ebro: Durante la guerra, se construyó un puente de hierro para transporte de material pesado que fue bombardeado, destruido y construido varias veces, y que con su voladura, por parte del ejercido republicano en su retirada, marcó el final de la batalla. Monumento conmemorativo.
  • “Castillo nuevo”: Fortificación de época carlina, construido durante la primera guerra y ampliado durante la tercera. Consultad horario de visitas. La foto desde el kayak con el castillo al fondo es obligada.
  • Antigua cantera: junto a la desembocadura del río de la Cana, desde dónde se cargaba la piedra en llaguts y que se utilizó, en parte, para la construcción de la catedral de Tortosa. Las canteras solían estar cerca del río porque era éste la auténtica autopista de comunicación, antes de existir tren o carreteras.
  • Rocas. Si es época de calor hay inmejorables puntos para el baño desde las rocas semisumergidas.
  • Embarcadero del complejo turístico Vilar Riu de Baix.
  • El asentamiento ibérico de Castellons: un poblado datado en el siglo IX a.C. Una prueba más de la importancia estratégica de este meandro.
  • “Canalet de la bomba”. Escondido canal sin salida que sorprende por su frondosa vegetación y al que solo se puede acceder en kayak o canoa
  • Zona de recreo de los “Xops”, importante zona dónde se puede observar un bosque de ribera espléndido, y interesante zona de pesca.
  • “Camino del Meandre de Flix”. Hay la posibilidad de rodear también el magnífico meandro a pie o en bicicleta. Desde el Ebro veréis el sendero en diversas ocasiones.
  • Club Nàutic Flix: A orillas del pueblo. Permite diferentes visitas culturales: la "freixa” arbol centenario plantado justo en el lugar dónde llegó la gran riada de 1907; antiguo Molino Oriol de aceite; refugio antiaéreo de la Guerra Civil; Calle mayor porticada; o los mencionados Museo Camino de Sirga y castillo carlista. 

  1. TARIFAS
  2. Menores 8 años gratis;
  3. Menores 14 años:  12 €;
  4. Adultos: 17 €
  5. Importantes descuentos a partir de 10 personas y grupos

  6. Incluye:
  7. Sesión inicial sobre técnica, seguridad y turística;
  8. Elección de kayaks individuales, dobles, triples o cuádruples si lleváis niños..
  9. Chalecos y palas.
  10. Monitores expertos en la introducción inicial
  11. Seguros de accidentes y permiso de navegación.
  12. Y una sorprendente experiencia, apta para todo el mundo.

SOLICITE INFORMACIÓN